Archivos Mensuales: noviembre 2014

Un mes de noviembre para denunciar la impunidad de los ataques contra periodistas

Varias organizaciones internacionales impulsan este mes de noviembre distintas iniciativas para reclamar que los gobiernos pongan fin a la impunidad en los ataques contra los periodistas, vengan de donde vengan, sean desde los cuerpos de seguridad de los estados, en conflictos bélicos o como resultado de acciones instigadas desde diferentes estructuras de poder político, económico o criminal. Asociaciones como la Federación Internacional de Periodistas (FIP), Reporteros Sin Fronteras (RSF), la asociación Abogados Europeos Demócratas (AED) o la Red IFEX de defensa de la libertad de expresión son las que convocan las principales iniciativas. Tanto la FIP como RSF forman parte de la Red IFEX que es quien coordina la mayoría de las convocatorias.

A pesar de que la campaña se desarrolla durante todo el mes, el 23 de noviembre está fijado como el Día Internacional contra la Impunidad de los Crímenes contra periodistas. En esta fecha se recuerda la masacre más grande producida nunca en un solo ataque contra profesionales de la información que sucedió en 2011 en las Filipinas y dejó el trágico balance de 32 muertos. La ONU fijó este día en una resolución aprobada el 18 de diciembre del año pasado. El 18 de diciembre de pasado año, la ONU designó para idéntica causa el 2 de noviembre, con motivo del asesinato de dos periodistas de RFI, Ghislaine Dupont y Claude Verlon, sucedidos en Kidal (Mali) en 2013.

Con la referencia de estas dos fechas, la FIP ha pedido a sus sindicatos asociados que desde el pasado día 2 y hasta el 23 vayan difundiendo a través de las redes sociales la necesidad que se implementen las normativas internacionales que protegen la tarea de los periodistas y, por lo tanto, el derecho a la información de la ciudadanía. El citado día 23 se haría especial hincapié en los países que hoy en día son los más peligrosos para los profesionales de la información –obviando, lógicamente, aquellos donde hay conflictos bélicos abiertos– y que son Filipinas, México y Somalia. RSF ha diseñado una página web en la quel detalla diez casos de crímenes contra periodistas que todavía permanecen en la impunidad. Según esta organización, puede tratarse «de desapariciones, como la de la periodista de investigación mexicana María Esther Aguilar Cansimbe, el periodista franco-canadiense Guy-André Kieffer, el iraní Pirouz Davani y el analista político y caricaturista de Sri Lanka Prageeth Eknaligoda. La lista incluye casos de periodistas asesinados, como el del pakistaní Syed Saleem Shahzad, la joven periodista serbia Dada Vujasinovic, el columnista franco-libanés Samir Kassir y el periodista de Daguestán Akhmednabi Akhmednabiev, que perdió la vida enl 2013. También se muestran otro tipo de crímenes, como el encarcelamiento del periodista sueco-eritreo Dawit Isaak, que se encuentra encerrado en un lugar secreto de las infernales prisiones de Eritrea del régimen de Isaías Afewerki desde hace 13 años, o como los actos de tortura que sufrió la reportera bahreiní Nazeeha Saeed a manos de la policía por haber cubierto las manifestaciones a favor de la democracia.

Desde el año 1992 casi 800 periodistas han perdido la vida en todo el mundo en el ejercicio de su tarea profesional. En este 2014 ya se ha alcanzado la cifra de 100 informadores y asistentes asesinados. La Red IFEX –de la que forman parte 17 organizaciones internacionales y un gran número más a nivel local– basa su iniciativa en este dato. Así, la entidad explica que «no todos los secuestros o asesinatos de periodistas se encuentran en los titulares internacionales, tampoco la mayoría de las muertes se producen en zonas de guerra. En la mayoría de los casos, las víctimas son periodistas locales, reportando en sus propios países. Cada vez más, aquellos dispuestos a traernos la verdad, cubrir el crimen, el conflicto o la corrupción, son atacados y silenciados. Pero aunque se trate de un grupo yihadista ultra violento como ISIS, un sindicato del crimen, o figuras en la sombra haciendo el trabajo sucio de las corporaciones o los gobiernos, los motivos detrás de los intentos de silenciar a los medios de comunicación son claros, y es igualmente claro por qué no podemos permitir que eso suceda.» La Red denuncia que los asesinos «se están saliendo con la suya. La realidad de la impunidad sistémica por los delitos cometidos contra los periodistas no está en cuestión. De acuerdo con las últimas cifras de la UNESCO, desde el 2006 se han aplicado condenas en menos del 10% de los casos de periodistas asesinados».

La iniciativa de la asociación de Abogados Europeos Demócratas (AED) tiene un perfil diferente puesto que su objetivo es conseguir que los agentes policiales lleven placa identificativa en todos los países del continente para poder depurar responsabilidades en caso de abusos que puedan cometer los agentes. La campaña consiste en una recogida de firmas para pedir al Comisario Europeo, a la Comisión Europea y a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo que adopten una directiva europea sobre la identificación de los agentes de policía a partir de la resolución que la Eurocámara adoptó en enero del año pasado en la que expresaba su preocupación por la ausencia de esta placa. La entidad ha iniciado la captación de firmas este mes de noviembre con la voluntad de obtenerlas en todos los países de la UE y entregarlas a las autoridades comunitarias el mes de febrero del 2015. AED pide que se inicien «los procedimientos y los debates necesarios para adoptar una directiva o una decisión marco en esta materia y dar una respuesta al problema de la identificación visible de los agentes de policía para evitar la infracción de derechos fundamentales, salvaguardar los derechos de la defensa, la independencia del poder judicial y su rol de control, con el objetivo de desterrar del día a día la impunidad de las acciones delictivas de las fuerzas policiales y de sus responsables administrativos y políticos».

Anuncios