Información y elecciones

Cuando ustedes lean este artículo ya habrá pasado el 28-A y ya quedarán pocos días para los comicios municipales y al Parlamento Europeo. En este rinconcito, ya lo saben, suelo a hablar de periodismo, de derecho a la información, de libertad de expresión… Y ligando las dos cosas me preocupa los pocos compromisos –al margen de honrosas excepciones– que los partidos asumen en esta materia en sus programas electorales. En mi blog personal publiqué el 15 de abril un artículo en el que hacía una comparativa sobre el que decían las candidaturas sobre estas cuestiones.

El futuro de RTVE es el apartado que recogía más propuestas mientras que en la regulación del derecho a la información sólo había compromisos por parte de En Comú Podem –bastante amplios, por cierto– y del PSOE. En este escrito me fijaba en ítems como la precariedad laboral, la libertad de prensa, la reforma de las leyes audiovisuales o el reconocimiento de los medios comunitarios.

Toda una serie de cuestiones que volverán a estar sobre la mesa para las elecciones del 26 de Mayo. A pesar de que en este ámbito las competencias recaen principalmente en el Gobierno estatal y en los autonómicos, el margen de actuación de la Administración Local es bastante amplio. Tienen responsabilidades en los medios locales –de despartidización y de condiciones laborales del personal–, en la distribución de publicidad, de promover las buenas prácticas en varios ámbitos informativos, de promoción de la importancia del derecho a la información entre la ciudadanía para que esta sea más exigente en este ámbito…

El trabajo de la UE implica fijar unas reglas de juego mínimas para todos los países de la Unión. España está a la cola de Europa en materia de derecho a la información y las autoridades comunitarias deberían ser mucho más estrictas a hacer cumplir sus directivas, hacer de Primo Zumosol y proteger a la ciudadanía europea.

Y la ciudadanía, del mismo modo que miramos qué dicen los partidos en cuestiones que nos son muy tangibles, como la sanidad, la educación, el trabajo o la vivienda, tendríamos que interesarnos también para saber qué dicen sobre derecho a la información porque sólo cuando este nos sea plenamente garantizado, tendremos las mejores armas para luchar por el resto de derechos y libertades.

Los periodistas presentamos nuestras peticiones en este ámbito para el 28-A y lo volveremos a hacer para el 26-M. Pero haría falta que la sociedad se diera cuenta que esta no es una asignatura maria que si se suspende, no pasa nada. Sin información (de calidad) no hay democracia (de calidad). Esto nos jugábamos el 28-A y nos lo volveremos a jugar el 26-M. Y cada vez que nos pongan una urna por delante.

Artículo publicado en el número 13 de la revista ‘Utopía’ –que se publica en las comarcas catalanas de la Selva Marítima y  l’Alt Maresme– en la edición de este mes de mayo

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: